Administración»Transparencia»Información económica y financiera»Cuentas anuales e informes de fiscalización

Las entidades locales, como gestoras de fondos públicos, tienen la obligación de informar sobre su actividad económica, financiera y presupuestaria.

La obligación supone registrar todas las operaciones derivadas de esa gestión y elaborar documentos que muestren la situación y variación del patrimonio de la entidad local (bienes, derechos y obligaciones), los ingresos y gastos económicos, el resultado de sus operaciones y la ejecución del presupuesto.

La cuenta general es un conjunto de documentos y estados que la entidad local tiene que elaborar, a la terminación del ejercicio presupuestario, para informar sobre:

• Situación del patrimonio, es decir, la situación de los bienes y derechos de la entidad local, de su financiación y de sus préstamos y deudas a final del año.

• Los gastos, ingresos, beneficios y pérdidas de la entidad local durante el ejercicio al que se refiere la cuenta general.

• Cómo se ha ejecutado el presupuesto de la entidad local, es decir, cuánto y en qué se han gastado los recursos obtenidos durante ese año y cuáles han sido esos recursos.

La cuenta general está integrada por las cuentas anuales de la entidad principal y de sus entidades dependientes.

Las cuentas anuales están formadas por los siguientes estados:

• Balance de situación: refleja la situación y variación del patrimonio.

• Cuenta del resultado económico-patrimonial: refleja los ingresos y gastos económicos y su resultado.

• Liquidación del presupuesto: refleja la ejecución del presupuesto.

• Memoria: Informe que completa y aclara la información de los estados anteriores.